Daniel Craig, un prodigioso “Macbeth”
Ambición encarnada y sangre, mucha sangre

Photo By © Joan Marcus

La asombrosa realización de “Macbeth” de William Shakespeare, dirigida e ideada ingeniosamente por Sam Gold, no es la definitiva producción de la tragedia…hay otras versiones más fieles a la obra de Shakespeare…otros actores más acostumbrados al lenguaje shakespeariano…otras producciones más lujosas…pero ésta es una adaptación enérgica, violenta, apasionada y entretenedora. La obra, que estrenó recientemente en el Teatro Longacre por una temporada limitada de quince semanas, es una obra que ningún amante del teatro clásico quisiera perder.

Las primeras escenas están ubicadas en la sala fría y oscura del palacio del rey Duncan donde las tres brujas están cocinando una verdadera poción de augurio; este brebaje está compuesto de sangre y entrañas, ingredientes que profetizarán el futuro mortífero del presente rey y también la identidad del futuro rey. “Macbeth” ofrece mucho que ver y comentar. Unos impresionantes bancos pintados de negro diseñados por Christine Jones, junto con las espectrales proyecciones de Jeannette Oi-Suk Yew, la escalofriante música original de Gaelynn Lea, sonido lúgubre de Mikaal Sulaiman, escenografía severa de Anthony Ward y la iluminación glacial de Jane Cox fomentan y realzan la luctuosa acción. En este ambiente, todos los aspectos de la realización crean un mundo donde reinan las sospechas, el terror, la envidia, el horror y la avaricia. Hasta se penetra en la mente del torturado Macbeth, interpretado física y terroríficamente por el destacado actor Daniel Craig quien deja su sofisticado arsenal en su papel del agente 007, James Bond, por una daga ensangrentada. Fue Macbeth quien había asesinado al Rey Duncan para llegar a ser monarca y así cumple con la profecía de las hermanas malevolentes. Persuadido por su esposa, Doña Macbeth (Ruth Negga, cuya fragilidad corporal esconde una fuerza de voluntad tremenda), él cumple con el acto y asesina al rey mientras el monarca duerme. La culpa que siente el asesino es tan impresionante que comienza a imaginar cosas horripilantes: lugares chorrean sangre, el fantasma de su prima Banquo (Lizzy Brooks) aparece de la negrura para señalar y saludarlo espectralmente; esta última escena se realiza para que primero los espectadores vean lo que ve Macbeth y después lo que ven los aterrorizados asistentes a la cena de celebración. En la famosa escena de la daga, Daniel Craig magníficamente trata de agarrar la daga que sólo él ve…la invisible (al público) daga siempre se encuentra fuera de su alcance, pero en su mente, está siempre allí atisbando, amenazándolo. La Señora Macbeth, sonámbula, absorta en su culpa, trata de lavar la sangre de sus manos, pero cuando abre la llave del agua sale nada más que sangre y más sangre.

Craig y Negga crean dos individuales que se complementan perfectamente. Craig, temeroso e indeciso al principio, necesita la ambición y el orgullo expresados por Negga para cumplir con el desdichado acto. Poco a poco, él también tiene sus propios deseos de poder. En las últimas escenas, se siente la locura que la asedia de tal grado que es casi palpable. Los demás miembros del elenco, sobre todo, Grantham Coleman como el vengativo Macduff, Phillip James Brandon como la segunda bruja, Maria Dizzia como la primera bruja y Bobbi Mackenzie como la tercera bruja, también merecen elogios.

Este es un Macbeth muy físico debido a la inspiración del director Gold y el cuerpazo y habilidad corporal de Craig quien está acostumbrado a lucir sus proezas en sus múltiples actuaciones de James Bond. Sam Pinkleton, director de movimiento y David S Leong, director de violencia, lo ponen a prueba en una lucha tan sangrienta y tan violenta que parece de verdad. Todos los elementos se combinan para crear una inolvidable y escalofriante pero no muy tradicional “Macbeth.

 

“Macbeth” en cartelera en el Longacre Theatre, 220 de la calle cuarenta y ocho oeste, Nueva York. Funciones: martes a las siete; miércoles, a la una y las siete; jueves, a las siete; viernes, a las ocho; sábado, a las dos y las ocho; domingo, a las tres, Boletos: $45 a $499, disponibles en la taquilla del teatro, al 212.239.6200, al o al Telecharge.com.

 

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2022. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net