Ruben Santiago-Hudson’s LACKAWANNA BLUES
Un milagro hecho realidad en Broadway

Photo By © Mark J Franklin

El espectáculo actualmente en cartelera en el Samuel J Friedman Theatre es una proeza para Ruben-Santiago Hudson quien la escribió, dirigió y la interpreta. El Sr. Hudson interpreta a los varios huéspedes de una casa de huéspedes en el norte del estado de Nueva York en el año de 1956. Al entrar el Sr Hudson por primera vez, es él quien sirve de narrador y nos ubica en el tiempo y el lugar. Al mencionar a su bien amada Nanny, su abuela, la propietaria de la casa de huéspedes y la figura maternal a quien Hudson acudía durante sus años formativos, se puede sentir el amor que él le tenía a ella y ella le tenía a él.

Su Nanny compartía su cariño, su amor y su amparo con todos los huéspedes que pagaron para quedarse con ella en su casa. Ella cumple varios papeles en la vida de estos seres solitarios y entiende sus sufrimientos y la mala suerte que los trajo a su patrocinio. Hay el pobrecito Carl quien es como una señora Malaprop con sus despropósitos lingüísticos confundiendo la expresión cirrosis del hígado con cucarachas en el hígado…las dos palabras se pueden confundir en ingles fácilmente a los que no saben. El es solo uno de los muchos residentes que pueblan el universo de la ciudad de Lackawanna en Nueva York…seres de la talla de la Señora Rica, Junior o sea el propio Hudson de joven, Pablo Pequeño y, como anuncia el programa, innumerables ciudadanos de la ciudad de Lackawanna.

Hudson vuelve a mencionar a su Nanny una y otra vez y se puede notar la emoción que siente al describirla. Sobre todo, cuando está hablando de la muerte que la ha perseguido varias veces en su vida, robándole un pecho y otros órganos que no quiere citar, el tono es decididamente sombrío, y, cuando Hudson recibe la llamada que ella ha fallecido, él y muchos espectadores rompieron a llorar…incluyendo a este escritor.

Acompañado por Junior Mack en la guitarra, Hudson durante varias ocasiones toma su armónica y la toca a veces dulcemente otras veces ferozmente lo cual añade al tono y al efecto de la obra. La música, plañidera o frenética, es un verdadero obsequio para el público. La escenografía de Michael Carnahan, vestuario de Karen Perry, iluminación de Jen Schriever y sonido de Darron West hacen mucho para realzar la autenticidad de la obra. Música original es de Bill Sims, Jr.

Indiscutiblemente, el éxito de la obra Lakawanna Blues se debe al inmenso talento e inusitada destreza del Sr. Hudson. No podría imaginar a otro actor en este papel tan personal, tan emocionante y tan suyo. Lackawanna Blues, en cartelera en el Manhattan Theatre Club Samuel J Friedman Theatre, 261 de la calle cuarenta y siete oeste, Nueva York hasta el doce de noviembre. Funciones: martes a las siete, miércoles 11/3, a las siete, miércoles, 11/10, a las dos; jueves, a las siete; viernes y sábado, a las ocho; domingo, a las dos. Boletos desde $59, disponibles en la taquilla del teatro, por telecharge.com o al 212.239.6200.

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2021. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net