La Rosa Tatuada…diferente, nada tradicional…pero poderosa
Obra de Tennessee Williams es, después de todo, una comedia

Photo By © Joan Marcus

La versión de The Rose Tattoo del escritor estadounidense Tennessee Williams actualmente en el American Airlines Theatre, no es para los puristas…pero, en mi opinión, como es una comedia, la producción llega al corazón de lo que ha escrito el Sr. Williams…y mantiene toda la emoción, la pasión y la angustia de la original.

La obra nos ubica en la isla de Sicilia. La familia Delle Rose, bastante cómodos en su sociedad, tiene cierto renombre en su pueblo Rosario transporta plátanos en su camioneta, pero además de esta mercancía, también transporta artículos ilegales que esconde debajo de la fruta. Su esposa Serafina, interpretada maravillosamente y contra carácter por Marisa Tomei, gana algún dinerito como modista para las señoras del pueblo. La pareja tiene una hija, la bella Rosa, quien fue concebida durante una noche de pasión…y es esta pasión que alimenta la unión conyugal. Cuando el esposo muere en un accidente durante uno de sus transportes, la apesadumbrada Serafina no quiere ni puede aceptar su muerte tan repentino; además el hijo que llevaba en el vientre se murió, dejándola aún más desesperada.

Tres años pasan y Serafina vive aislada en su casa…su hija, ya una señorita, critica la manera en la cual su madre ha cambiado desde la muerte de su esposo. Sigue siendo modista, pero es olvidadiza y su trabajo queda muchas veces sin terminar. Un día cuando Álvaro Mangiacavallo llega a la casa tras un accidente con su camioneta, cuando ella lo ve, renace la antigua pasión que tenía y ella comienza a florecer como la rosa que renace en la primavera. Este Álvaro no solo se parece mucho a su esposo…el cuerpo, pero no cara…pero él también transporta plátanos en una troca para la misma compañía. Ella, al principio a regañadientes, y, después, de buena gana, se enamora de él y lo desea apasionadamente.

La Señorita Tomei es sensualidad encarnada en el papel de Serafina…antes de la muerte inesperada de su esposo, la actriz le da a su personaje una ligereza casi etérea; después del accidente, los ojos vacíos, el pelo desordenado, la cara triste, Serafina es otra. Al aparecer Álvaro, ella es cambiada de nuevo; parece que el espíritu renace en ella. Emun Elliott, como Álvaro, tiene el físico necesario para seducir a Serafina; además, el actor tiene la sensualidad y el carácter de un paisano italiano del sur.

Hablando del elemento italiano de la obra, el director Cullman le ha dado a la obra un elemento casi surrealista para representar la casa de los Delle Rose al borde del mar…una bandada de flamencos de plástico rosado bordea el fondo del escenario. ¿Habrá flamencos en Sicilia? Un coro de mujeres enlutadas está omnipresente…entrando de un lugar y saliendo de otro, a veces observando, otras veces comentando y aún otras veces, loando cantos fúnebres en italiano, lo cual es reminiscente del verdadero temperamento siciliano. El escenógrafo Mark Wendland crea un espacio teatral casi vacante lo cual pone en relieve las proyecciones del mar que ciñen el escenario. El vestuario de Clint Ramos refleja la época de los años cincuenta y del lugar. Música original de Fitz Patton añade a la naturalidad italiana de la obra. La iluminación es de Ben Stanton.

The Rose Tattoo de Tennessee Williams, en cartelera en el American Airlines Theatre, 227 de la calle cuarenta y dos oeste. Nueva York. Funciones hasta el ocho de diciembre: martes, a las siete; miércoles, a las dos y las ocho; jueves, a las ocho; viernes, a las ocho; sábado, a las dos y las ocho; domingo, a las tres. Boletos; $59 a $299, disponibles en la taquilla del teatro, al 212.719.1300 o al roundabouttheatre.org.

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net