Dos personajes esperan “Pasar al mas allá”
“Pass Over” llega a Broadway

Photo By © Joan Marcus

Los dos personajes del drama existencialista “Esperando a Godot,” la famosa obra de Samuel Beckett, esperan a un desconocido Godot quien nunca llega durante la obra. En el fascinante y perspicaz drama Pass Over de Antoinette Chinonye Nwandu, Moses (John Michael Hill) y su compañero Kitch (Namir Smallwood) no esperan una persona sino una redención, un escape, una manera de dejar la pobreza, la desilusión y la miseria en la cual viven. A diferencia de la obra clásica de Beckett, Moisés y Kitch tienen la esperanza de realizar sus sueños y su búsqueda de un futuro provechoso que los deje pasar a un más allá nuevo, aunque su situación actual, algo distópica parece negarlo. La producción de Lincoln Center Theatre, actualmente en el August Wilson Theatre de Broadway, está repleta de emoción, poder y asombro… y una que otra palabrota (¡); la obra, dirigida animosa y astutamente por Danya Taymor, es profundamente penetrante, debido en gran parte a las interpretaciones de los dos actores principales, Hill y Smallwood.

Pass Over, es una historia alegórica que ocurre en el presente, pero retrocede en el tiempo a 2021, a 1855 y a 1440 antes de Cristo y avanza en el tiempo para dejar ver una visión del futuro; tiene lugar al borde de un río, un barrio asqueroso de paisaje infructuoso, una plantación, una ciudad en el desierto construido por esclavos y también a un mundo nuevo que será eterna. Del pasado al presente, lamentablemente, nada ha cambiado en la vida de la gente como los dos protagonistas quienes no han podido mejorar su situación ni su vida, pero en la visión de la escritora, el futuro tendrá la clave a su felicidad.

Los dos pasan el tiempo discutiendo, lamentando su destino y deseando mejorar su vida en el panorama del yermo, a la luz espectral de un poste de luz, junto a un bote de basura y una piedra. Su vida diaria está llena de horrores…es sonido de los muchos tiros que rompen el silencio del barrio…la llegada de un osifer (policía) (Gabriel Ebert) quien los critica y los maltrata con palabras amenazadoras, insultos y palizas…y la llegada de un hombre vestido de blanco (también interpretado por el Sr Ebert) quien les ofrece una cesta llena de comida, pero insiste en que lo llamen master “maestro,” palabra de la época de la esclavitud”

Los personajes que la escritora ha creado son símbolos del ser humano de color quien vive su vida diaria inútilmente. Su vida, o, mejor dicho, la vida que viven, no tiene significado alguno en la sociedad lo cual se ve muy claramente en esta producción gracias a la clara visión y el enfoque del libro, la directora y los actores. La Señorita Taymor también les da a sus dos actores, Hill y Smallwood rienda suelta para interpretar a sus personajes libremente, usando toda la destreza que tienen a su alcance para enriquecer su interpretación; por eso, abundan las situaciones risibles que están teñidos casi siempre de una lección, una moraleja o un fondo trágico.
Los diseñadores…Wilson Chin, escenografía, Sarafina Bush, vestuario, Marcus Doshi, iluminación y Justin Ellinwood, sonido… han creado un ambiente perfecto para el universo distópico y estéril en el cual habitan los seres creados por el dramaturgo.

“Pass Over” estuvo en cartelera en el August Wilson Theatre, 245 de la calle cincuenta y dos oeste, Nueva York hasta el diez de octubre

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2021. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net