“Altar Boyz”… una diversión religiosamente entretenida obra capta la frivolidad de los conjuntos musicales

“Altar Boyz”, la encantadora producción actualmente en cartelera en el Dodger Stages de Off Broadway, ofrece el evangelio musical según Matthew, Mark, Luke, Juan… y Abraham, cinco adolescentes monaguillos que deciden ser cantantes profesionales para difundir la palabra de Dios; ésta es la premisa de la deleitosa obra que estrenó recientemente Off Broadway y que, a juzgar por la reacción entusiasta de los espectadores durante una reciente función, seguramente tendrá una temporada larga y exitosa.

“Altar Boyz” es una diversión frívola, melodiosa y muy cómica, llena de chistes, palabras de doble sentido e himnos de música popular con un tono ligero, supuestamente devoto, en la cual se burla espléndidamente de la fascinación que el público estadounidense tenía con los conjuntos de muchachos jóvenes y varoniles y con la ola de popularidad de la cual disfruta la religión hoy en día. Estos“apóstoles de música popular” celebran la música seudo cristiana en canciones tales como “Jesús me llamó en el celular” y “Niña, por ti voy a esperar” entre otras cuya letra inspirada se mofa cariñosamente de las idiosincrasias de los jóvenes, del deseo físico e espiritual y de la religión… pero lo que es más impresionante es que la obra no menciona los escándalos relacionados con los sacerdotes, ni critica al Papa, ni alude a nada ofensivo… ni a los Cristianos ni a los Judíos. (Abraham, después de todo, es el único miembro judío del conjunto musical)

Con muchísima energía y más talento, los integrantes del elenco…Scott Porter (Matthew), Ryan Duncan (Juan), David Josefsberg (Abraham), Andy Kart (Luke) y Tyler Maynard (Mark)… interpretan a los cinco acólitos con brío y gusto juvenil. Cada uno tiene su especialidad: Duncan canta la feroz y rítmica “La vida eternal”… Porter tiene el cuerpo musculoso y la cara celestial de un ángel en su interpretación del líder del conjunto… Karl es el típico chico de hoy cuyos pasos de baile se parecen más a los movimientos de un gimnasta que a los de un bailarín. Maynard tiene la mirada galanteador de alguien quien está enamorado de… uno de los otros miembros del conjunto… y Josefsberg añade algo exótico como el único chico que no sea cristiano. Aunque los cinco papeles tienen la misma importancia en la obra, es Maynard que casi se va con la obra y recibe la ovación más prolongada; el joven infunde su personaje de todos los sentimientos paradójicos que siente un muchacho que es un poco diferente de los demás. Para decir la verdad, es el talentoso Sr. Maynard que es la gran atracción de “Altar Boyz.”

El libro de Kevin del Aguila no es mucho más que un pretexto para las canciones de Gary Adler y Michael Patrick Walker (quienes también escribieron la deliciosamente mordaz letra que contiene una que otra sorpresa), la cadenciosa coreografía de Christopher Gattelli y la espectacular interpretación de los cinco “Altar Boyz” cuyos espectadores llegan a ser verdaderos creyentes… sean cristianos, judíos o ateos.

“Altar Boyz” en cartelera en el Dodger Stages, 340 de la calle cincuenta oeste, Nueva York. Funciones: martes a viernes, a las ocho; sábados, a las dos y las ocho; domingos, a las tres y las siete. Para más información: 212.239.6200.

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net