Teatro ZinZanni ofrece “Dinner &Dreams” “Cena y Sueños” en Seattle


“Dinner and Dreams” una producción del Teatro ZinZanni es uno de los espectáculos teatrales más originales y más chispeantes jamás presentados… una extravagancia de primera clase que incluye unas atracciones divertidas y una suntuosa cena gastronómica presentada y servida en un lugar elegante y sofisticado, una carpa, estilo pabellón, construida en Bélgica en 1910 por la tercera generación de artistas de la familia Klessens, que servía de pista de baile o cabaret. Esta carpa aterciopelada, nombrad el Moulin Rouge por su color y forma circular, decorada de vitrales y espejos y sostenida de pilastras labradas, centellea no sólo de luz que se refleja por todas partes, sino también por la calidad de la cena y del entretenimiento que allí se presenta.

Es sumamente dificultoso encontrar las palabras adecuadas para describir lo que pasa en el salón durante las casi tres horas que dura el espectáculo, pero, lo que sí es cierto es que es una experiencia inolvidable en donde la música, el canto, el servicio y la comida aumentan el deleite del público y compiten por su atención. Hay mucho movimiento mientras que los aproximadamente doscientos ochenta y cinco espectadores están cenando: los meseros y las meseras que pasan frecuentemente bromean con los que cenan al pasar cerca de una mesa; de vez en cuando, uno u otro guiña un ojo, echa un piropo o se sienta en las rodillas de alguno de los invitados para conversar un poco. La mesera que sirve el primer plato, un “amuse-gueule” (“divierte garganta,” según la tradición) me confesó que es muy divertido trabajar con la compañía. Este bocadillo múltiple (puré de berenjena con albaricoques secos, merguez de cordero, huevos rellenos y galletas de romero) puso fin a cualquier duda relacionada con la comida y todos se dieron cuenta desde el primer bocadito delicioso que éste sí iba a ser una experiencia artística y culinaria sin par.

Después del primer platillo apetitoso, “el cocinero” ( Frank Ferrante) sale llevando el menú del día; este actor-cocinero les explica cada plato que se servirá y sirve de mayordomo de la producción. “La soupe est servi,” entonces anuncia una de las deliciosas sopas que pronto se servirá mientras que todos los del elenco, los meseros, las meseras, los artistas y los músicos entretienen y cantan las siete glorias de dicha sopa. La sopa que llega es meritoria de la fanfarria, una mezcla cremosa de los ingredientes más frescos, un caldo de tomate con azafrán y crema de cebolla verde. Cada sorbo reconfortador evoca el verano y la frescura de los vegetales. Parece que la sopa inspira a los miembros de la orquesta a que toquen una música etérea, tan celestial como la ambrosia de los dioses. La ensalada… una mezcolanza de espárragos y champiñones a la vinagreta de agua de naranjo… supera toda expectación- una perfecta combinación de sabores delicados que aviva el paladar. Para satisfacer los gustos de todos los concurrentes, se puede escoger uno de tres platos principales: pollo asado estilo Marruecos, salsa cítrica, acompañado de cuscus y zanahorias en miniatura… halibut envuelto en hojas de uva acompañado de un condimento de uvas frescas y mantequilla de piñones… o chiles rellenos de queso de oveja sobre cuscus, acompañados de yogur de dátiles y sésamo. El postre, servido con gran ostentación, valía los miles de calorías que sin duda contenía: una tarta de nueces al caramelo que se derritió en la boca.

Durante las pausas… o, mejor dicho, mientras que los que comen se están chupando los dedos al saborear cada bocado placentero, los miembros del elenco estival estelar (en cartelera hasta el once de septiembre) reciben merecidas y prolongadas ovaciones del público. Los Castors, expertos en el arte de juegos malabares…pero con su propio cuerpo… la sensual y delicada, pero muy fuerte Elena Borodina, una verdadera experta en el balancín… la bailarina Roxanne Butterfly, quien deleita al público con un tiptap lleno de energía… la voz exquisita de Juliana Rambaldi… el malabarista australiano Joel Salom quien es también un cómico por excelencia… Debbie de Coudreaux, la vedette del Molino Rojo de París… y las bellas gemelas Steben quienes ejecutan unos increíbles actos en el trapecio… éstos son sólo unos de los artistas en la compañía del Teatro ZinZanni.

Pocos espectáculos ofrecen lo que brinda la maravillosa Dinner and Dreams (Cena y Sueños), un verdadero festín para los cinco sentidos, que vale mucho más de lo que cobran por entrada. Crean lo que les dice su Conocedor… si van a la ciudad de Seattle, Washington, vayan a gozar de la experiencia teatral conocida como el Teatro ZinZanni.

“Dinner and Dreams” del Teatro ZinZanni, 2301 de la Sexta Avenida (esquina con Battery), en el barrio Belltown de Seattle. Funciones: jueves a domingo (y, a veces, el miércoles). Entradas: $89.00, miércoles, jueves, viernes y domingo; $109.00, sábado. Propina y bebidas no incluidas. Del primero de julio al 31 de agosto, $99.00 por persona en cada función. Boletos disponibles en www.zinzanni.org, por teléfono al 206.802.0015, o en persona en la taquilla (Sexta con Battery, Seattle) lunes a viernes, de las once a las siete; del mediodía a las siete, sábado y domingo.

No pierdan la oportunidad de presenciar la combinación única de circo europeo, cabaret, espectáculo y música servida al compás de una rica cena digna de un restaurante de cinco estrellas… ésta es“Dinner and Dreams” del Teatro ZinZanni.

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net