Las delicias de Dublín

Lo primero que hay que hacer al llegar a la ciudad de Dublín es acudir cuanto antes al bello Centro de Turismo, ubicado en la antigua iglesia de San Andrés en la calle Suffolk… en el mero centro de la ciudad. Allí, el turista encontrará todo lo que necesita para aprovecharse lo más que pueda de cada momento de su visita… mapas, excursiones en tren y autobús, libros y regalos, etc. En el cómodo y atractivo lugar, se puede comprar un boleto

de tren o de autobús, hacer una reservación para una excursión por la ciudad, pedir info rmes, reservar una habitación un hotel o sencillamente obtener un mapa de las atracciones de mayor importancia. Es imprescindible comprar un “Dublín Pass” que ofrece entrada gratis a más de treinta atracciones en la ciudad. Entre estas atracciones están:

Almacén de la Cervecería Guinness… Desde el año 2000, el Almacén se convirtió en el GUINNESS® STOREHOUSE, que es, ahora, la primera atracción turística de toda Irlanda. El Almacén está abierto los siete días de la semana, desde las nueve y media a las cinco (a las ocho en julio y agosto). La estructura del edificio refleja la estructura de una pinta gigantesca de vidrio, que, si estuviera llena, contendría 14,3 millones de pintas de cerveza Guinness. El punto culminante de la excursión es una visita a Gravity, el bar panorámico de donde se puede apreciar bellas vistas sobre la ciudad de Dublín mientras gozando de una pinta del famoso brebaje que es un regalo más del Almacén de la Cervecería Guinness.

Castillo de Dublín: Ubicado en el centro de la zona histórica de la ciudad, el Castillo de Dublín ciñe el estanque negro que dio nombre a la ciudad (Dubh Linn quiere decir cisterna negra). De interés especial son los Jardines del Castillo y el Museo de Carruajes.

Old Jameson Distillery… La Antigua Destilería Jameson es uno de los alicientes de la ciudad. En este lugar, el turista puede divertirse y gozar del líquido reconfortador mientras que aprende los muchos aspectos de cómo se elabora el whiskey. Ubicada cerca del Río Liffey, la Destilería Jameson data del año mil setecientos ochenta y sirve de centro de visitas desde mil novecientos noventa y siete. En el centro, se ofrecen guías turísticas en varias lenguas: entre ellos, francés, alemán, holandés, italiano, español e inglés. Hay también presentaciones de video en japonés y sueco. El centro de visitas es abierto trescientos sesenta y tres días al año, y ofrece visitas guiadas desde las nueve y media de la mañana a las cinco y media de la tarde.

Trinity College… La universidad más antigua de Irlanda fue fundada en 1592. Una de las joyas de la Biblioteca de Trinity es el Libro de Kells que se exhibe allí. Durante el verano, cuando los hoteles se llenan y las tarifas parecen astronómicas, se puede hospedar en uno de los modernos dormitorios del lugar que se ubica en el mero centro turístico de la ciudad.

Además de las atracciones arriba mencionadas, el turista debe visitar Dublinia, que ofrece una excursión por la historia de la ciudad, la bella arquitectura del Banco de Irlanda, el Museo del Escritor, dedicado a los escritores que forman parte de la tradición literaria irlandesa, incluyendo a Yeats, Joyce, Beckett, Behan, Shaw, Wilde, Swift y Sheridan, la Catedral de San Patricio donde está enterrado el escritor Jonathan Swift, los restaurantes, boutiques y bares de Temple Bar, la estatua de Molly Malone, la mujer inmortalizada en la canción del mismo nombre, el Bar Duke, sede del Dublín Literary Pub Crawl, una excursión por los bares frecuentados por los grandes escritores de la ciudad y la experiencia Zozimus, una visita guiada por los lugares más tenebrosos de Dublín… y una de las excursiones más memorables de su visita. Ningún viaje a Dublín sería completa sin asistir a una función de teatro en el Abbey, uno de los teatros más prestigiosos del mundo.

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net