“Bat out of Hell the musical” no tiene nada de infernal
Canciones de Meat Loaf en un universo distópico

Photo By © Specular

La obra musical titulado en español Murciélago del Infierno” es seguramente ruidosa…pero la ingeniosa musical es mucho más que una musical rock que presenta las canciones hechas famosas por Meat Loaf; la musical, con libro, letra y música de Jim Steinman, es un poderoso relato de niños perdidos, basado en la leyenda de Peter Pan, al compás de los ritmos de rock-n-roll. En esta fábula, ubicada en 2030, los jóvenes perdidos se enamoran a pesar de los deseos de los padres, exploran relaciones sexuales, tratan de vivir sus propias vidas y cantan de sus obsesiones, sus inclinaciones, y decepciones.

El compositor y escritor ha ubicado en Obsidian, un lugar realizado fantásticamente por los miembros del equipo técnico: escenografía y vestuario de Jon Bausor, iluminación de  Patrick Woodroffe, videos de  Finn Ross y sonido de Gareth Owen. Obsidian es una dictadura poblada y gobernada por el dueño de las Torres Falco…que invita comparaciones con nuestro presidente actual quien tiene su propia torre en Nueva York. Falco (Bradley Dean) y su esposa Sloane (Lena Hall) se preocupan demasiado de su hija Raven (Christina Bennington), de diez y ocho años; los dos no quieren que ella ni siga sus instintos, ni realice sus emociones ni salga de su amparo. Como los demás jóvenes, ella está congelada en el tiempo, una condición causada por los efectos de una química usada en tiempos de guerra…y provocada por Falco; éste, en su locura, piensa destruir los túneles donde viven los niños perdidos, un grupo de agraviadores cuyo líder, Strat (Andrew Polec) se ha enamorado de Raven. Y adonde Raven ha seguido al hombre a quien ama.

La pandilla de Los Perdidos incluye una referencia a Peter Pan, la obra de James Barrie desde que uno de los miembros, apodado Tink (Avionce Howles), recuerda a Campanilla, el hada, protectora del protagonista; Tink, quien está enamorado…por decir…de Strat y celoso de Raven, como muchos otros elementos del libro, no hace mucho para promover el trama. Raven entra en el universo de los perdidos para escaparse de sus padres y de la vida que ellos han preparado para ella. Ella prefiere quedarse con Strat  aún cuando un accidente terrorífico de motocicleta casi termina la vida del hombre a quien ama. Al fin y al cabo las situación familiar se resuelve…creo yo…pero el libro no es la atracción principal de la obrason las canciones y las interpretaciones que salvan a este Murciélago del infierno.

Christina Bennington brilla en su dueto de Making Love Out of Nothing at All que vocaliza con el Señor Polec.la cantante da una impresionante interpretación de “Paraíso puede Esperar” que muestra la riqueza de su tino vocal. Polec, por su parte, muestra su voz melódica con su interpretación de “Amor y Muerte y Una Guitarra Americana” que abre la obra.  Danielle Steers en el papel de la perdida Zahara casi para el espectáculo con la balada Two Out of Three Ain’t Bad que entona a su enamorado Jagwire (Tyrick Wiltez Jones). Bradley Dean y Lena Hall son una pareja inolvidable en los papeles de Falco y su esposa Sloane; su dueto Paradise by the Dashboard Light es un deleite sensual y sexual pero lleno de ansiedades y preocupaciones. La pareja también entona la bella It’s All Coming Back to Me Now briosamente. Uno de los puntos fuertes es la versión de I’d Do Anything for Love (But I Won’t Do That” que explica lo que el cantante no  hará por su amor.

Al menos veinte canciones esperan a los espectadores de Bat Out of Hell, en cartelera en el New York City Center, 131 de la calle cincuenta y cinco oeste, hasta el ocho de septiembre. Funciones: martes, a las siete, miércoles, a las siete; jueves, a las siete; viernes, a las ocho; sábado, a las dos y las ocho; domingo, a la una y media y las siete. Para más información: nycitycenter,org.

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net