“Un Domingo encantador para Creve Coeur”
Obra de Tennessee Williams encanta, asombra y preocupa

Photo By © Joan Marcus

“A Lovely Sunday for Creve Coeur,” la obra de Tennessee Williams actualmente en cartelera en el Teatro at St. Clement’s le da al espectador la occasion de apreciar una de las obras casi olvidadas del dramaturgo americano. La última vez que se presentó fue en 1979 cuando los críticos se daban cuenta que la obra era muy diferente de las otras del célebre dramaturgo.

La acción, ubicada en los años treinta del siglo pasado, pasa en uno de los barrios pobres de la ciudad de San Luis, Missouri, en un apartamento humilde de una casa cerca del Parque de Creve Coeur y de la escuela superior donde la protagonista Dorothea (la maravillosa Jean Lichty) da clases de cívica. Dorothea, al igual que otras heroínas creadas por el escritor…Amanda Wingfield del Zoológico de Cristal, y Blanche DuBois de Un Tranvía llamado Deseo, por ejemplo, vive desilusionada al pensar que tiene cierto porvenir con el director de la escuela. Espera ansiosamente la llamada de su amante …una llamada que nunca recibe…y le aconseja a su compañera de cuarto Bodey (Kristine Nielsen, extraordinaria, como siempre) que aguarde su llamada y que no haga ninguna otra llamada.

Bodey, sencilla y esperanzada, anhela que Dorothea se casara con su gemelo Buddy, pero la orgullosa belleza sureña cree que el tipo, gordo y no muy atrayente, no es de su gusto. La Señorita Gluck, (Polly Mckie, la expresión y los ojos vacíos) quien vive en el apartamento de arriba, llora la muerte reciente de su madre y depende de la gentileza de sus vecinas que la cuidan; en un punto del tragicomedia, ella le dice a Dorothea que no la deje sola.  La cuarta mujer, la altanera Helena (Annette O’Toole, rígida y mordaz) llega para recibir un pago para la mitad del alquiler del apartamento en un barrio más aceptable que Dorothea piensa compartir con su amiga. Es Helena quien le revela a Dorothea que el nombre de su amante apareció en las páginas sociales y que, de pronto, se casará con otro. Al escuchar esto, la histriónica Dorothea, desilusionada, ya no se mudará de casa y se reunirá con Bodey y su hermano Buddy aunque esto no es lo que había planeado

La actuación de las cuatro actrices es sobresaliente y el director Austin Pendelton dirige con brío, encontrando un equilibrio entre tragedia y comedia. La Señorita Lichty capta la esencia efémera de la desilusionada mujer quien buscaba un cambio en su vida pero quien ve desvanecer sus ilusiones. Nielsen es perfecta en el papel de una mujer no muy atractiva física y emocionalmente, quien pasa su vida esperando que su sueño de matrimonio para su hermano se realice. Polly Mckie es astuta como la maníaca depresiva Señorita Gluck quien, en cierto punto de la obra le echa agua a la cara de la altanera Helena…y con razón. Ésta es interpretada briosamente por Annette O’Toole quien es superioridad personificada.

El equipo técnico…escenografía e iluminación de Harry Feiner, vestuario de Beth Goldenberg, sonido y música original de Ryan Rumery… ha creado el perfecto ambiente escuálido y común en el cual habitan los personajes.

 “A Lovely Sunday for Creve Coeur” de Tennessee Williams, en cartelera en el Theatre Saint Clement’s, 423 de la calle cuarenta y seis oeste, Off Broadway, New York. Funciones hasta el veinte y uno de octubre con el siguiente horario: miércoles a las siete; jueves, a las siete; viernes, a las ocho; sábado, a las dos y las ocho; domingo, a las tres. Boletos : $65 en adelante, disponibles por ovationtix.com y en la taquilla del teatro.

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2018. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net