“Mean Girls”…risas, diversión y más bondad que maldad
Tina Fey realiza su sueño de estar en Broadway

Photo By © Joan Marcus

La  comedia “Mean Girls” (Chicas Pesadas) que salió en 2004 fue todo un exitazo con el público en general pero sobre todo por chicas de cierta edad…adolescentes todas ellas…que llegaron a idolatrar a las chicas pesadas del título.  Gracias al tino cómico de Tina Fey, la que escribió el guión de la película y el libro de la musical que acaba de estrenar en Broadway, Mean Girls”  es una delicia para los adoradores de la película y para los que ni siquiera la conocen. Los videos de Finn Ross y Adam Young, representando páginas tiradas del anuario escolar y cambiando perpetuamente antes de comenzar la obra, fijan el tono jovial de la obra. De los primeros momentos hasta el telón final, el público goza de los muchos encantos ligeros de estas Chicas Pesadas!

Cuando la inocente Cady Heron (la deleitable Erica Henningsen) se muda con sus padres de Kenya, donde ellos trabajaban, a los Estados Unidos, un inmenso choque cultural la espera. Criada en la selva, sin mucho contacto humano…los animales eran sus mejores amigos…ella llegó a su nuevo hogar sin conocer los convencionalismos, los prejuicios y los recelos de sus coetáneos y , más específicamente, sus coetáneas…en la escuela superior. Allí, es adoptada, por decir, por dos alumnos marginados por los demás alumnos, Damian (el afable y talentoso Grey Henson) y Janis (Barrett Wilbert Weed, simpática); los dos son buenos muchachos que quieren proteger a la recién llegada de Regina George (la aptamente sarcástica Taylor Lauderman) y sus compañeras, la insegura  Gretchen (Ashley Park) y la deliciosamente torpe Karen (Kate Rockwell), apodadas las plásticas. La maravillosa Kerry Butler brilla en una variedad de papeles…pero por desgracia, sus papeles no le dan suficiente materia para lucir sus muchos talentos.

Aunque ella trata de evitar contacto con las alumnas dominadoras, ella es seducida por su popularidad, su carisma…hacia ella…y su falta de amigos. Poco a poco, ella llega a ser como las otras tres…olvidándose de sus propios valores, sus buenos modales y de sus dos amigos Damian y Janis a quienes ella abandona. Aunque Cady es muy inteligente, finge necesitar ayudar de un alumno guapo, el galán Aaron Samuels (Kyle Selig, aptamente galán y musculoso), a quien ella está encaprichada; solo hay un problema…Aaron es el antiguo novio de la reina abeja Regina. Cuando Regina aprende del incipiente amorío entre Aaron y la advenediza, aquélla aparenta reavivar su interés en él y la besa frente a Cady en una fiesta. Cady se junta con su verdadera amiga, Janis, para hacerle la vida intolerable a la malvada Regina: haciéndola subir de peso, revelando su infidelidad y superficialidad y negándole su lugar en la mesa de las preferidas por usar ropa deportiva en el día equivocado. De ese entonces, es Cady quien remplaza a Regina como abeja reina.

Al fin y al cabo, Cady quiere pedirle perdón por lo que le había hecho y cuando la persigue a la calle, la atropella un autobús; todo el secundario le echa la culpa a Cady…pero en la obra musical al igual que la película, todo se arregla, hay un desenlace feliz y Cady es nombrada Reina del baile formal y Aaron, su Rey.

Hay muchos momentos cómicos…debido a las payasadas incluidas en el libro de la Señorita Fey y la interpretación de muchos de los del elenco, sobre todo, el número bailable “Stop” interpretada por Damian (Grey Henson) y todo el elenco… “Meet the Plastics” y “Do this Thing” en la cual Damian le presenta las plásticas a Cady. Las melodías de la partitura (música de Jeff Richmond y letra de Nell Benjamin) avanzan la historia e incluyen muy apropiadas para la obra. La plañidera “What’s Wrong with Me” cantada por Ashley Park en el papel de Gretchen es una de las canciones más memorables mientras capta toda la ansiedad de ser adolescente.  

La obra tiene coreografía y dirección de Casey Nicholaw quien  capta la esencia del ambiente escolar en una típica secundaria. Iluminación de Kenneth Posner, sonido de Brian Ronan y vestuario de Greg Barnes emulan el período y el lugar perfectamente.

“Mean Girls”  en cartelera en el August Wilson Theatre 245 de la calle cincuenta y dos oeste, Nueva York. Funciones: martes, a las siete; miércoles, a las dos y las ocho; jueves, a las siete; viernes, a las ocho; sábado, a las dos y las ocho; domingo, a las tres. Boletos: $79 a $169, disponibles por ticketmaster.com, 212.239.6200 o en la taquilla del teatro.

 

Cady Heron (Lindsay Lohan), es una adolescente libre de prejuicios sociales y culturales que pisa por primera vez el instituto de North Shore, una pequeña ciudad a las afueras de Chicago, Illinois. Cady, que siempre ha vivido en África, no tiene idea de lo “salvaje” que puede llegar a ser la civilización hasta que se cruza con la peor especie de todas, la “abeja reina” representada en este caso por la fría y calculadora Regina George (Rachel McAdams).
Pero Cady no se limita a cruzarse con esta “abeja reina”; incluso la pica cuando empieza a enamorarse de Aaron Samuels (Jonathan Bennett), el antiguo novio de Regina. Ésta decide devolver la picadura haciendo ver que todavía le gusta Aaron para que no salga con Cady y, eso sí, fingiendo ser su amiga del alma. Cady no tiene más remedio que usar las mismas armas si quiere seguir jugando. La guerra entre las chicas sube de tono hasta llegar al punto en que todo el instituto participa en un auténtico concurso de maliciaRodeada de atletas, genios de las matemáticas, profesores pirados y todo un abanico de subculturas, Cady sube – y baja – por la terrible escala social del penúltimo año. Comparada al instituto, la vida en la selva era pan comido.

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2018. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net