En “Jimmy Titanic” …el Titánico se hunde de nuevo…
pero la obra de Bernard McMullan hace todo lo contrario

Photo By © Carol Rosegg

Pobre Jimmy Titanic…no la obra… sino el personaje…quien pereció en uno de los naufragios más famosos de la historia…el del Titanic.  La obra, recientemente en el Irish Repertory Theatre de Nueva York e interpretado por Colin Hamell, es otra visita a la historia del hundimiento, pero de punto de vista de James Boylan, apodado Jimmy Titanic; narrado de ultratumba quien da una inolvidable descripción del hundimiento y de los que lo vivieron.

Cuando lo vemos por primera vez, él ha llegado recientemente al Paraíso y no sabe ajustar sus alas… una broma de parte del Arcángel Gabriel, quien, como encargado de los recién llegados en el lugar celestial, a veces se burla de ellos. De este principio humilde, Boylan llega a tener cierta celebridad entre los muertos lo cual explica su apodo de Jimmy Titanic. Su fama entre los otros muertos lo hace especial y se entiende desde el principio que va a hilvanar su historia con comedia, encanto y con creciente interés.

El talentoso y versátil actor Colin Hammel interpreta no solo a Jimmy sino también a más de veinte otros personajes en el curso de los setenta y cinco minutos de la función. El conoce muy bien a Jimmy y a los demás personajes porque los ha interpretado desde hace seis años en varias ciudades alrededor del mundo. Su interpretación en Nueva York es pulida y afilada y el actor domina los varios acentos de los muchos otros habitantes del Paraíso y de los que perecieron en el desastre. No solo interpreta a San Pietro y a Dios sino también al ricachón John Jacob Astor IV y a Tommy Mackey, su mejor amigo; así, el escritor presenta toda una gama de seres de un lado del espectro al otro…y el maravilloso Sr. Hammel los interpreta a todos ingeniosamente.

Escrita por Bernard McMullan, la obra está repleta de episodios cómicos…las escenas en el Paraíso ofrecen las mejores carcajadas…y muchos hechos acerca del Titánico: el número de pasajeros, número de botes salvavidas, número de pasajeros de tercera clase que perecieron… pero la obra nunca es didáctica…los diálogos salen fluidamente de la boca del actor y lo que dice es sumamente interesante.

La dirección de Carmel O’Reilly mueve la obra cautelosa y ríspidamente lo cual aumenta el interés del espectador.  La escenografía de Michael Gottlieb crea la impresión de que estamos frente a las paredes del barco espectral lo cual es reforzada por la astuta iluminación del mismo Señor Gottleib.

Jimmy Titanic estuvo en cartelera en el Irish Repertory Theatre de Nueva York, 132 de la calle veinte y dos oeste del 24 de enero al diez y ocho de febrero. Actualmente en cartelera está The SeaFarer con Matthew Broderick, del 30 de marzo al 13 de mayo.

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net