Finding Neverland”…”Encontrando a Neverland
Finding Neverland es encontrar un tesoro

Neverland

Ojala que las opiniones expresadas en esta carta no les estorben a ningunos de mis estimados colegas pero decidí escribir esta carta en vez de una critica formal de la obra musical que actualmente esta agotando localidades en cada función en el Lunt Fontanne Theatre…si, agotando lugares…a pesar de la critica generalmente negativa que recibió poco después de su estreno en New York.  Es que nuestro publico no sabe lo que es una obra buena? Es que solo están aplaudiendo por aplaudir? Es que los que llenan el teatro en cada función no son de Nueva York sino de otros estados, de otros países, o, peor aun, otro planeta? Creo que la respuesta a todas estas preguntas es una no de reglamento.

Para mi ( claro que el veredicto pronunciado por cada crítico no es nada más que sus propias opiniones…y ésta no es nada más que la mía) hay muchísima magia en Finding Neverland;efectos creados por la habilidad y el  espíritu de la directora, la visionaria directora Diane Paulus, y ejecutados por  los capaces miembros de su equipo: escenografía de Scott Pask, vestuario de Suttuirat Anne Larlarb, iluminación de Kenneth Posner, sonido de Jonathan Deans, diseño de producción de Jon Driscoll maquillaje y peinados de Richard Mawbey, y esas asombrosas ilusiones creadas por Paul Kieve. Juntos con el maravilloso labor el escultor aéreo Daniel Wurtzel y los pasmosos efectos de vuelo de Producción Designó Group, todos estos artistas crean verdadera magia teatral que me sorprendió, me asombro y frecuentemente  me emociono…sobre todo hacia el final cuando una nube de pedacitos dorados alzan vuelo en el aire, cine a un personaje y, en un penacho de flecks de oro,  desaparece trayendo al personaje a otro mundo, al Neverland eterno  en un increíble efecto visual difícil de creer y aun mas difícil, me imagino, de realizar .  Ojala que la obra fuera tan larga como la eternidad.

Y que tal la actuación? Me habría gustado darle una nominación al maravilloso Matthew Morrison por su excelente y apasionado trabajo como J.M. Barrie. Y si hubiera recibido una nominación por mejor actuación masculino en una obra musical, yo, con toda honestidad, habría votado por el. Generalmente criticamos a un actor por un acento falso o por dejar caer el acento de una frase a otra…pero el Sr. Morrison no fallo, ni una vez, en mantener el dificilísimo acento escocés de su personaje.

A propósito, ¿entienden que a mí me gustó Finding Neverland?

Finding Neverland en cartelera en el Teatro Lunt Fontanne, 305 de la calle  cuarenta y seis oeste, Nueva York. Funciones: martes y miércoles, a las siete y media; miércoles, a las dos y las siete y media; viernes, a las ocho; sábado, a las dos y las ocho; domingo, a las tres. Boletos: $72 a $147, disponibles al 800-745-3000 o al 877-250-2929.

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net