“Hand to God” un títere malevolente, pero jubiloso y divertido
Obra nueva es buenísima… “Mano de Dios”

Photo By © Joan Marcus

Photo By © Joan Marcus

Del infierno a las tablas de Broadway es el viaje teatral del títere de media llamado Tyrone, un demonio de mano… y calcetín… quien se apodera por completo al joven Jason (el maravilloso Steven Boyer)…comenzando con la mano que supuestamente le controla el espíritu malicioso. Ni el títere ni el titiritero es normal: aquél es un espíritu maligno y éste, un pobre desafortunado cuyo padre acaba de morir y quien lleva la tristeza y el enojo como si fueran objetos sagrados. Cuando estos dos seres se juntan las fuerzas, el resultado…y la obra…es horripilante pero hilarante a la vez.

“Hand to God”  tiene lugar en un salón de primaria en el Sacerdocio de la Cypress, Texas donde Margery (astutamente interpretado por la extraordinaria Geneva Carr) tiene que organizar una presentación de títeres para la parroquia del Pastor Gregg (Mark Kudish, excelente).  El programa debe de tener lugar en una semana…y ni los alumnos ni la maestra están preparados. Solo hay tres alumnos en su clase de títeres: el arriba mencionado Jason, hijo de la maestra, un joven adolescente, excesivamente e inapropiadamente sexual, llamado Timothy, interpretado con desbordante machismo y muchísima ansiedad hormonal por Michael Oberholtzer, y la sensual Jessica quien se parece a la perfecta muchachita obediente pero quien esconde un lado sensual y provocadora (Sarah Stiles, perfecta para las demandas del doble papel).

Lo más cómico y curioso de la obra ocurre cuando Tyrone comienza a adoptar su propia personalidad y gradualmente se apodera por completo del turbado Timothy; es en este momento que todos los personajes pierden control de la situación. En una escena específica, cuando el terrible títere ya está controlando la mano de su amo además de la situación; es aquí que la sangre corre como un río cuando el temible Tyrone le muerde la oreja al desafortunado Jason. Cuando esto ocurre, las reacciones de los personajes, sobre todo las de la asombrosa Señorita Carr, provocan carcajadas incontrolables difíciles de controlar.

Al fin de la obra, parece que el único quien tendrá un futuro feliz es…bueno, mejor que vayan a ver la obra para saber quien sobrevive…si es que alguien sobrevive. Lo que les puedo decir es que, Hand to God es una obra que no quisieran perder… palabra de Dios.

La divertida producción ha sido dirigida briosamente con énfasis en el humor por Moritz von Stuelpnagel. El escenógrafo Beowulf Borritt ha logrado captar lo desvencijado de una sala de clase en el Ministerio donde pasa la acción…y cuando la sangre comienza a brotar, todos, los personajes juntos con los espectadores, lo ven todo pintado de rojo. Sydney Maresca, diseñadora del vestuario, ha creado unos atavíos atractivamente desvencijados, aptos para un pueblecito cateto en el Texas rural. Sonido de Jill BC Du Boff añade a la diversión pero la verdadera estrella de la producción es Marte Johanne Ekhougen, la diseñadora de los títeres…en esta época de premios y galardones, deben de darle a la extraordinariamente talentosa Señorita Ekhougen un galardón especial por su fascinante, vulgar, blasfemo pero adorable Tyrone.

Hand to God, en cartelera en el Booth Theatre, 222 de la calle cuarenta y cinco oeste, Nueva York. Funciones: martes, a las siete; miércoles a sábado a las ocho; miércoles y sábado, a las dos; domingo, a las tres. Boletos: $67 a $137, disponibles al 212.239.6200 o al 800.432.7250.

 

 

Lo que quiero decir es…What I mean is…

“La verdadera estrella de la producción es Marte Johanne Ekhougen, la diseñadora de los títeres…en esta época de premios y galardones, deben de darle a la extraordinariamente talentosa Señorita Ekhougen por su fascinante, vulgar y blasfemo pero adorable Tyrone.”

“The true star of the production is Marte Johanne Ekhougen, the puppety designer…in this season of awards and prizes, the extraordinarily talented Miss Ekhougen should be a big winner for her fascinating, vulgar and blasphemous but adorable Tyrone.”

“Cuando estos dos seres se juntan las fuerzas, el resultado…y la obra…es horripilante pero hilarante a la vez.”

“When these two beings (Jason y Tyrone) join forces, the result…and the play…es horrifying but hilarious at the same time.”

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net