“IT’S ONLY A PLAY”…es solo una obra…
con grandes carcajadas, divertidísimas alusiones, interpretaciones centellantes, situaciones risibles y chisme…mucha chisme

Photo By © Joan Marcus

Photo By © Joan Marcus

En cartelera actualmente en Broadway está la briosa comedia It’s Only A Play, que tuve la oportunidad de ver en una función reciente. Desde el principio al fin, la comedia de Terrence McNally llena el Bernard B. Jacobs Theatre de grandes carcajadas, divertidísimas alusiones y mucho chisme de los que habitan el mundo teatral de la Gran Vía Blanca. Aunque todos los espectadores se están divirtiendo mucho al asistir a una función, los que más pueden gozar de la producción son los que habitan este mundo muy especial…el del teatro.

Los personajes de la comedia ansiosamente esperan la crítica de un escalpelo del Tiempo de Nueva York…tan importante es lo que revela el exigente crítico que puede asegurar el éxito o predecir el fracaso de una obra. Mientras esperan, cada persona tiene la oportunidad de expresar sus sentimientos, temores y entretenidas confesiones donde citan una infinita lista de ricos y famosos y sus excentricidades que provocan innumerables carcajeos.

Hay el dramaturgo Peter Austin (Matthew Broderick, quien ataca su papel mecánicamente casi como un autómata); el director hiperactivo Frank Finger (T.R. Knight) quien está harto de recibir buenas críticas y desea que esta nueva obra sea un nabo. Hay la actriz alcohólica Virginia Noyes (Stockard Channing, comiquísima) quien tiene que realizar su papel llevando puesto cierto tipo de esposas que limitan las idas y venidas de la persona quien las usa. El icónico e irónico criticón Ira Drew (deliciosamente interpretado por F. Murray Abraham), como un lobo en espera de presa fresca, goza de la perspectiva de la futura ruina del dramaturgo; este crítico, no obstante, tiene un secreto…

Él, usando un pseudónimo, es un dramaturgo clandestino. James Wicker, amigo el destacado actor principal, (actuado valientemente por el excelente David Beach, substituyéndose por Nathan Lane). Julia Budder, la productora inexperta (placenteramente actuada con brío por …) cree que está produciendo un exitazo mientras todos los demás saben que deben anunciar su clausura inmediatamente.

Completando el reparto es el botones, Gus P. Head (un amable y deleitablemente frenético Micah Stock) quien debe de estar sirviendo bebidas y recogiendo abrigos, pero se ve involucrado por completo en la acción.

El director Jack O’Brien lo maneja todo expertamente y mueve la acción a paso de galope lo cual crea el perfecto ambiente para producir las carcajadas continuas. Los varios elementos del equipo técnico (escenografía de Scott Pask, vestuario de Ann Roth, sonido de Fitz Patton e iluminación de Philip Rosenberg quien ha ideado, además, un sorprendente y sabroso efecto) se mezclan harmoniosamente para captar el nerviosismo, duda y expectación del estreno de una obra importante.

“IT’S ONLY A PLAY” en cartelera en el Bernard P. Jacobs Theatre, 242 de la calle 45 oeste, Manhattan, Funciones: martes y jueves, a las siete; miércoles, viernes y sábado, a las ocho, miércoles y sábado, a las dos, domingo, a las tres. Boletos: $77 a $177, disponibles al 212-239-6200, al 800 432-7250 o al telecharge.com.

Lo que quiero decir es…What I mean is…

IT’S ONLY A PLAY”…sí es solo una obra…
con grandes carcajadas, divertidísimas alusiones, interpretaciones centellantes, situaciones risibles y chisme…mucha chisme.”

IT’S ONLY A PLAY”…is, of course, only a play…with big laughs, comic allusions, sparkling performances, laugh-provoking situations…and gossip, plenty of gossip.”

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net