“Wolf Hall” recibe un trato real
Producción del Royal Shakespeare Company es suntuosa,
fascinante…y majestuosa

Photo By © Johan Persson

Photo By © Johan Persson

Hay algo maravilloso en cartelera en Broadway actualmente, un drama histórico que es frecuentemente histérico, a veces complejo, pero siempre cautivador y opulento. La obra en cuestiones es la maravillosa versión teatral de las dos novelas de Hilary Mantel, el llamativo “Wolf Hall” primera y segunda parte. La primera, llamada, “Wolf Hall” y la segunda, titulada, “Bring Up the Bodies” (¡Que saquen los cuerpos!), repletas, las dos, de intrigas, subterfugios y decepciones, hilvanan eventos de la historia de Inglaterra durante el reino de Enrique Octavo y sus esfuerzos para encontrar una reina quien le dé un hijo, heredero al trono.

Es Inglaterra en el año de 1527. El rey Enrique, furioso porque la reina actual, Catalina de Aragón, no puede darle un hijo, hace la vida intolerable en la corte con sus maquinaciones para anular el matrimonio para poder reemplazar a la reina por otra quien dé a luz a un varón. Fija la vista en la bella Ana Bolena y decide casarse con ella, seguro de que ella le dará un hijo que ascienda al trono a su propia muerte. El Papa Clemente V se niega a otorgar la anulación del matrimonio lo cual incita el cisma con la Iglesia de Roma. Entra el ambicioso Thomas Cromwell, el parlamentario de la Corte, quien, por abrir el camino para que Enrique se divorcie de Ana, llega a ser primer ministro y confidente del rey.

En la segunda parte, Ana ya es reina, pero cuando ella tampoco puede darle un hijo al rey, el ansioso y enamoradizo Enrique se fija en Juana de Seymour. Cromwell, sabiendo que puede ganar más poder al satisfacer los deseos del rey, lo ayuda con efectuar la decapitación de Bolena. Por caminos vertiginosos y traiciones, Cromwell logra sus metas mientras monta el número de personas matadas. ¡Qué saquen los cuerpos!

La alabada producción merece toda la adulación que está recibiendo, sobre todo por la actuación, la puesta en escena, el vestuario, la iluminación…en fin, todo es de la alta calidad de una producción del Teatro Real de Shakespeare. La escenografía de Christopher Oram usa un escenario casi vacío, adornado por unos fuegos que aparecen como por magia y unas sencillas propiedades que nos sugieren los varios lugares de la acción. El suntuoso vestuario, también del Sr Oram, nos ubica en la época y el tiempo donde y cuando se desplegaron en la corte de Enrique VIII. La iluminación de Paule Constable (David Plater para Bring Up the Bodies) capta el ambiente a veces lúgubre de un tiempo cuando los candiles lo iluminaron todo. El diseñador de sonido, Nick Powell, capazmente maneja los cambios auditorios de la producción, pero, para decir la verdad, a veces era difícil descifrar los diálogos de ciertos actores por sus pesados acentos británicos. Mike Poulton ha adaptado hábilmente los dos libros escritos por la novelista Hilary Mantel para el teatro…y, gracias al fino labor del director Jeremy Herrin,  la adaptación clarifica los eventos y acomoda los detalles para que los teatreros entiendan el orden de los eventos y a fin de que se establezca una armonía en los muchos sucesos.

Hablamos ahora de la actuación del numeroso elenco de expertos actores de la compañía. Desde el papel menos importante a los personajes principales, la actuación es absolutamente de primera y cada actor define y coloca la marca alta. Ben Miles asombra en el papel del astuto y marrullero consejero Oliver Cromwell. Nathaniel Parker muestra los muchos aspectos del carácter del rey, Enrique Octavo. Lucy Briers tiene el papel de la primera esposa del Rey, Catalina de Aragón, a quien, como ella no puede darle un hijo quien herede el trono, Enrique quiere divorciar. Leah Brotherhead es Juana Seymour , dama de compañía de las Reinas Catalina y Ana y futura esposa del rey. Lydia Leonard exitosamente capta la ambiciosa y traicionera Ana Bolena. Paul Jesso interpreta al Cardenal Wolsey, consejero del Rey Enrique y del Papa de Roma además de ser el hombre más poderoso de Inglaterra en aquella época. El Sr. Jesson, sí, tiene suficiente fuerza para defenderse contra todo antagonista, menos el Sr. Cromwell.

La maravillosa obra “Wolf Hall Parts I and II” en cartelera en el Winter Garden Theatre, 1634 Broadway, New York. Funciones en repertorio…el repertorio cambia de semana en semana. Boletos:$27 a $$250, disponibles en la taquilla del teatro o al 212-239-6200. Funcion de prensa: sábado, 11 de abril: Primera parte a las dos de la tarde; Segunda parte a las ocho de la noche.

 

Lo que quiero decir es…What I mean is…

“Hay algo maravilloso en cartelera en Broadway actualmente, un drama histórico que es frecuentemente histérico, a veces complejo, pero siempre cautivador y opulento.”

Something wonderful is happening on stage right now on Broadway, a historical drama that is at times hysterically funny, sometimes complex but always captivating and opulently mounted.”

“Desde el papel menos importante a los personajes principales, la actuación es absolutamente de primera y cada actor …coloca la marca alta.”

“From the lesser important roles to the principals, the acting is absolutely first rate and each actor sets his mark high.”

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net