“The Curious Incident of the Dog in the Night-Time”
Un “incidente” algo “curioso” pero absolutamente maravilloso

Photo By © Joan Marcus

Photo By © Joan Marcus

No hay palabras suficientemente resplandecientes para describir la obra “The Curious Incident of the Dog in the Night-Time” (El curioso incidente del perro en la noche) que estrenó el cinco de octubre de 2014 en Nueva York y sigue en cartelera en el Ethel Barrymore Theater de Broadway; es asombrosa, erudita, espectacular, sensacional, sensitiva, intelectual ( pero no tanto) y completamente comprensible.  El dramaturgo Simon Stephens ha adaptado la exitosa novela de Mark Haddon para el teatro gloriosamente…algo no muy fácil de realizar… al darse cuenta de que la novela del Sr. Haddon profundiza hasta los pensamientos más profundos de la mente de un quinceañero con autismo, Christopher Boone, interpretado brillantemente por Alex Sharp, recién graduado de la Escuela Juilliard quien puede asegurarse de un futuro provechoso si se puede juzgar por su propicio e inigualable debut en esta obra.

La directora Marianne Elliott capta el frenético mundo interior del muchacho, estudiante en una escuela para los alumnos necesitados en un suburbio de Londres. Para cumplir con su meta, la Señorita Elliot depende de los talentos de un insuperable equipo técnico:

La escenógrafa Bunny Christie ha ideado tres lados de un cuadrilátero…el joven tiene cierta proclividad y una asombrosa habilidad para las matemáticas; cuando el joven está en crisis, como cuando está viajando en metro de las afueras al centro de Londres, las luces espantan, bombillas centellean, parpadean y explotan (iluminación inventiva de Paule Constable), números y símbolos aparecen y desaparecen (los ingeniosos videos son de Finn Ross) y hay explosiones, gritos y caos (sonido de Ian Dickinson para Autograph); lo cual refleja la actitud confusa de su estado mental.

Los acontecimientos relacionados con el curioso incidente son tan intrigantes como lo es el mundo creado por la directora y su equipo técnico. La misteriosa muerte de Wellington, perro de su vecina, promueve acciones de parte del joven Christopher que prueban sus límites, su fuerza, su astucia y la capacidad de su mente; por su amor al perro, el chico jura averiguar la identidad del asesino del can. El joven, quien vive solo en Londres con su compasivo aunque turbado padre Ed (hábilmente interpretado por el actor Ian Barford con humanidad y profundo sentimiento), depende de los consejos de su maestra Siobhan (Francesca Faridany, excepcional)  desde la muerte de su madre Judy (Enid Graham conmovedora). Siobhan siempre le aconseja al alumno que “cuente los ritmos en su mente,” un dictamen que recuerda cuando aprende que su madre no está muerta y decide emprender el viaje para encontrarla por problemático que sea el viaje. Con mucha determinación y sus ritmos y fórmulas matemáticas, el hijo logra encontrar a su madre, desenmascarar al asesino y seguir con su vida.

Es difícil creer que el maravilloso Señor Sharp está haciendo su debut en Broadway en el papel del perturbado Christopher…tan complejo es el papel del problemático joven quien no aguanta que nadie le toque, quien grita como si fuera perseguido por demonios pero quien, al mismo tiempo, es incapaz de decir mentiras y es un genio matemático. Sharp lo maneja todo…desde sus expresiones, sus diálogos complicados y su destreza física lo cual tiene que demostrar cuando tiene que bajar las gradas de una escala movible invisible (diestramente creado por el equipo técnico), o se tira en las vías del subterráneo para rescatar su mascota, una rata amaestrada, de la llegada de un tren, o sube una serie de gradas oscuras como si estuviera escalando una montaña. ¡Para lograr las demandas de su papel me imagino que Sharp tiene un Cociente Intelectual astronómico!

Aunque no es una obra musical, “The Curious Incident of the Dog in the Night-Time” alardea la presencia de dos coreógrafos, Scott Graham y Steven Hoggett for Frantic Assembly quienes manejan los movimientos geométricos y las idas y venidas de la muchedumbre de personas que fluyen en complejas configuraciones vertiginosas que enhueran al muchacho y pasman a los espectadores.

The Curious Incident of the Dog in the Night-Time” es una de las mejores obras de ésta o cualquier otra temporada teatral… ¡No se la pierdan! “The Curious Incident of the Dog in the Night-Time” en cartelera en el Ethel Barrymore Theatre, 243 de la calle cuarenta y siete oeste, Nueva York. Funciones: martes y jueves, a las siete; miércoles, viernes y sábado, a las ocho; miércoles y sábado, a las dos, domingo, a las tres. Boletos: $27 a $129, en cartelera o al (212) 239-6200 or (800) 432-7250.

Lo que quiero decir es…What I mean is…

The Curious Incident of the Dog in the Night-Time” es una de las mejores obras de ésta o cualquier otra temporada teatral…No se la pierdan!”

The Curious Incident of the Dog in the Night-Time” is one of the best plays of this or any theatre season… Don’t miss it!

“No hay palabras suficientemente resplandecientes para describir la obra “The Curious Incident of the Dog in the Night-Time” (El curioso incidente del perro en la noche)… es asombrosa, erudita, espectacular, sensacional, sensitiva, intelectual…y completamente comprensible.”

“There are no words superlative enough to describe “The Curious Incident of the Dog in the Night-Time” … it’s amazing, learned, spectacular, sensational, sensitive, intelectual… and totally understandable!”

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net