“On the Twentieth Century” llega al American Airlines Theatre
con muchas risas, gran júbilo, magnífico entretenimiento…
y la incomparable Kristin”

Photo By © Joan Marcus

Photo By © Joan Marcus

“On the Twentieth Century” es un viaje teatral repleto de grandes carcajadas e interpretaciones celestes, sobre todo de parte de la actriz/cantante Kristin Chenoweth en una actuación estelar que seguramente le ganará todos los galardones del mundo del teatro este año. La producción en cartelera en el Teatro American Airlines es tan rutilante, tan lujosa y tan opulenta como lo era el Vigésimo Siglo, el fabuloso tren que viajaba entre Chicago y Nueva York en los años treinta, en el cual la obra musical tiene lugar.

La efervescente musical, con libro y letra de Betty Comden y Adolph Green y música de Cy Coleman, presenta al gran empresario Oscar Jaffee (el maravilloso Peter Gallagher) quien, durante un viaje en un fabuloso carro del ferrocarril, quiere convencer a la gran diva Lily Garland (la diva Kristin
Chenoweth, igualmente grande) que firme un contrato para una desconocida obra de teatro que no ha sido escrita todavía; Garland, quien ya ha tenido varios amoríos con el empresario, ha roto con él definitivamente. Ella está viajando en el mismo tren con su novio actual Bruce Granit (el maravilloso Andy Karl en un papel que requiere sus grandes dones para la comedia física; Karl hasta usa a la diminutiva Chenoweth como halteras!). Aunque ella insiste que no firmará el contrato, Jaffe la quiere para el papel de María Magdalena porque, sin ella, nadie quisiera financiar su obra. Un empresario rival, Max Jacobs (James Moye), desea contratar a la popular actriz también. Jaffe, quien no tiene apoyo económico para su proyecto, encuentra en la excéntrica pero rica Leticia Peabody Primrose (Mary Louise Wilson, hilarante y cautivadora) un ángel con suficientes fondos para pagar los gastos. Nadie sabe, sin embargo, que la tramposa Señorita Primrose no tiene dinero; tampoco saben que es ella la que está pegando carteles que anuncian Arrepiéntanse porque ya se acerca el fin por todas partes del tren. Después de que la Garland haya firmado con Jaffee ( y por coincidencia, reavivado su relación amorosa) es demasiado tarde…pero no para el tren que llega a la estación de Nueva York a tiempo.

La obra abre con la melodiosa y rítmica On the Twentieth Century, entonada y bailada briosamente por los talentosos porteros cuyos pasos asombran y pasman a los espectadores. La partitura alardea un típico espectáculo dentro del espectáculo, estilo Broadway, llamado Veronique, en el cual la joven Lily hace su debut profesional.

La Señorita Chenoweth está en sus anchas vocalizando melodías que muestran el alcance y la riqueza de su voz… una voz cristalina, inolvidable, incomparable, sin igual. Se aprecia su inigualable voz también cuando ella entona los acordes de otra canción llamada Babette. Chenoweth y el Señor Gallagher tienen sus momentos al vocalizar Our Private World y I’ve Got It All en el primer acto y Max Jacobs y Lily/Oscar en el segundo. El Señor Karl tiene su momento cuando entona Mine al lado de su rival Jaffee. Karl, el verdadero galán de Broadway de hoy en día, es perfecto como el musculoso pero algo insípido Granit en cuya relación con Lily depende su fama como actor. La Señorita Wilson es deliciosa en su caracterización de la extravagante anciana, y, en particular, cuando ella entona la chistosa Arrepiéntanse!. El público casi no puede contener sus carcajadas cada vez que la adorable viejecita pega cartel tras cartel sobre los sillones, las paredes y hasta las espaldas de los otros viajeros del tren. La deleitosa She’s a Nut, vocalizada por todo el elenco, describe las acciones de la Señorita Primrose de una manera hilarante. La cómica I Have Written A Play se repite múltiples veces en la obra, cantada por varios personajes cuando aprenden que Jaffee está buscando nuevas obras para su próxima producción. El Señor Gallagher, al saber que Lily estará haciendo el mismo viaje, canta I Rise Again acompañados por sus dos secuaces, Oliver Webb (Mark Linn-Baker) y Owen O’Malley (Michael McGrath); los Señores McGrath y Linn-Baker son diestros actores que saben lo que hacen y lo hacen bien. Aunque son second bananas, por decir, comparten en el gozo de la pieza, sobre todo en su Stranded que vocalizan juntos con los otros pasajeros al pensar que van a quedar varados en Chicago…y Never cuando, con Lily, juran que nunca más se asociarán con Jaffee…así lo piensan ellos.

El director Scott Ellis ha dirigido toda la producción con estilo brioso, y, por la pericia y el fino labor del escenógrafo David Rockwell y su diestro equipo, su creación tiene toda la grandeza de un tren ostentoso, decorado en el estilo de Arte decó. Los bailes ideados por el coreógrafo Warren Carlyle corren la gama de un tip-tap frenético, bailado ferozmente por Rick Faugno, Richard Riaz Yoder, Phillip Attmore y Drew King como los cuatro porteros más talentosos jamás vistos…y un número vistoso bailado por la Señorita Chenoweth y el entero elenco, entre otros números bailables. El diseñador de vestuario ha creado unos vestidos elegantísimos para Lily Garland y los otros miembros del equipo. Sonido de Jon Weston, iluminación de Donald Holder y dirección musical de Kevin Stites añaden al look de la producción.

On the Twentieth Century, en cartelera en el American Airlines Theatre, 227 de la calle 42 oeste, Nueva York. Funciones: martes a sábado, a las ocho; miércoles, sábado y domingo, a las dos. Boletos: $67 a $147, en cartelera o al 212-719-1300 o al www.roundabouttheatre.org.
En una función de prensa del 15 de marzo de 2015

Lo que quiero decir es…What I mean is

“On the Twentieth Century” llega al American Airlines Theatre
con muchas risas, gran júbilo, magnífico entretenimiento… y la incomparable Kristin”

“On the Twentieth Century” pulls into the American Airlines Theatre with much laughter, great joy, superb entertainment…and, of course, the incomparable Kristin.”

“La Señorita Chenoweth está en sus anchas vocalizando melodías que muestran el alcance y la riqueza de su voz… una voz cristalina, inolvidable, incomparable…”

“Miss Chenoweth is at the top of her game singing songs which show the range and richness of her voice… a crystalline voice, unforgettable, incomparable…”

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net