“A Time To Kill” es un “tiempo” para gozar Novela de John Grisham, ponderosa, en vivo en el teatro

“A Time To Kill” es un “tiempo” para gozar  Novela de John Grisham, ponderosa, en vivo en el teatro

El prolífico autor John Grisham ha vendido millones de ejemplares de libros policíacas y sus muchos aficionados estarán muy contentos al saber que una de sus novelas más populares, “A Time To Kill” ya está en cartelera en un teatro de Broadway, el Teatro Golden… y los aficionados del género de novelas que escribe el destacado escritor no estarán decepcionados con la versión teatral, adaptada para el teatro por Rupert Holmes y dirigida vigorosamente por Ethan McSweeny.

Aunque los puristas se quejarán al saber que la mayoría de la acción que pasa en las tablas tiene lugar en la corte de justicia donde los dos denunciados, dos degenerados acusados de haber atacado y violado a una niña de nueve años aparecen frente al juez; son los primeros años de la década de los ochenta en un pueblo pequeño del Condado Ford en el estado de Misisipi. Las tensiones se intensifican al darse cuenta que los violadores son blancos y la niña, negra lo cual insinúa que el crimen podría haber sido provocado por razones racistas…pero la presión en la corte llega a ser intolerable cuando se oyen tiros que proceden de afuera y anuncian que el padre de la niña ha matado a los dos acusados. La mayor parte de la obra gira alrededor de los esfuerzos del abogado de la defensa, Jake Brigance (Sebastian Arcelus, poderoso) para probar la inocencia del padre Carl Lee Hailey (John Douglas Thompson) por razones de privación de juicio. El fiscal del distrito Rufus R. Bailey (Patrick Page) trata de mostrar que el padre es culpable de haber asesinado a los dos verdugos y busca la pena de muerte para el angustiado padre.

El director ha decidido emplear proyecciones (diseñadas por Jeff Sugg) para mostrar algunas escenas cruciales que ocurren fuera de la corte las cuales no incluyen ni la violación de la muchachita ni el tiroteo que resultó en la muerte de los dos acusados. El escenógrafo James Noone ha diseñado una sala de justicia de muros altísimos pero ni su exagerada altura puede contener las desbordantes emociones de lo que pasa en la corte. Vestuario de David C. Woolard, iluminación de Jeff Croitier, música original y sonido de Lindsay Jones captan el momento y el lugar.

La actuación del elenco entero es de primera pero los Señores Arcellus, Thompson y Page ganan, merecidamente, las ovaciones más fuertes. Tom Skerritt y Tonya Pinkins iluminan sus papeles secundarios “A Time To Kill” en cartelera en el Golden Theatre de Nueva York.

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net