“A Night with Janis Joplin” música y memorias de una cantante, sus pasiones, sus ídolos…y su música

“A Night with Janis Joplin” música y memorias de una cantante, sus pasiones, sus ídolos…y su música

“A Night with Janis Joplin,” la biografía musical que estrenó recientemente en el Teatro Lyceum de Nueva York, es una fuente de maravillas: la opulenta iluminación de Justin Townsend (quien también diseño la eficaz escenografía), el sonido modulado de Carl Casella, el vestuario apropiado de Amy Clark cuyas creaciones cruzan épocas y modas, y las proyecciones de Darrel Maloney. Este equipo técnico ubica a los espectadores en la vida y la mente de la cantante y en un club donde ella les da un concierto inolvidable a sus aficionados y donde ella revela sus memorias, sus influencias profesionales y el alma torturada de una mujer cuyas adicciones la llevarían a una muerte temprana. En realidad, solo hay un pequeño problema…el título…porque la obra no es sencillamente “Una noche con Janis Joplin,” como su titulo implica, sino un himno dedicado al género de música que ella cantó y a las talentosas mujeres que la influyeron en su viaje profesional.

El libro de Randy Johnson, quien también dirige, enfoca su atención no en los horrores que Joplin vivía (las pocas escenas que los muestran son las menos eficaces y las menos entretenidas de la obra) sino en su música y las canciones que ella cantó. La actriz que interpreta a la divina Joplin, la extraordinaria Mary Bridget Davies, tiene la voz característicamente ronca y poderosa de la cantante; tan realista es su interpretación que, hay que admitirlo, algunos espectadores, una pareja sentada en la primera fila, obviamente creían que estaban presenciando a la Joplin en persona, porque se pusieron de pie tanto, estorbando al público sentado detrás, que el gerente del teatro los tuvo que amenazar con expulsión del teatro si se pusieron de pie una vez más.

Además de la Señorita Davis, la obra presenta a unas actrices que interpretan a las mujeres que influyeron a la protagonista: Taprena Michelle Augustine en el papel de Bessie Smith, De’Adre Aziza como Nina Simone y Odetta, Allison Blackwell como Aretha Franklin y Blues Woman, y Nikki Kimbrough como Ella James. Augustine, Aziza y Kimbrough también interpretan a las famosas Chantels. Estas cuatro mujeres comparten las tablas gloriosamente con Davis y sus interpretaciones de las canciones del cancionero de las famosas vocalistas les ganan unos fuertes y prolongados aplausos.

La incansable Señorita Davis, por su parte, recibe unas merecidas y grandes ovaciones antes de despedirse de su público. No pierdan la oportunidad de pasar “A Night with Janis Joplin” en el Lyceum Theatre de New York.

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net