Un cordial saludo para “Hello Dolly” “Qué tal Dolly” maravillosa en el Goodspeed

Un cordial saludo para “Hello Dolly” “Qué tal Dolly” maravillosa en el Goodspeed

Cada vez que uno piensa que los artistas del Goodspeed Opera House de East Haddam Connecticut no serán capaces de superarse con una u otra producción, aparece otra mejor, más entretenida, más melodiosa y mejor montada. ¿Cómo pueden lograr un estándar de excelencia producción tras producción, obra tras obra.? La respuesta es muy sencilla…con cariño, amor al arte, un equipo de artistas que saben cantar y actuar, un equipo técnico de primera y la dedicación de cada miembro de la familia Goodspeed.

En la conocida obra musical, Dolly Levi (la sobresaliente Klea Blackhurst) hace un viaje a Yonkers, New York, para conocer al adinerado soltero, Horace Vandergelder (Tony Sheldon), que busca una mujer pero no cree que necesita los servicios de la Señorita Levi. El considera que en su casa falta el toque femenino pero lo que busca de veras es una sirvienta, una compañera, una mujer que le diga “sí, mi amor” y quien seguirá sus órdenes. Dolly explica su trabajo en la divertida “I Put My Hand In” en la cual se nota que es una casamentera por excelencia. Aunque se cree que está buscando una esposa para Horacio (El Sr. Sheldon), Dolly lo ha escogido para ella misma y le apunta la flecha de Cupido. Ambrose Kempe (Charles Maceachern) quiere casarse con Ermengarda (Brooke Shapiro), nieta del acaudalado, pero el tío nunca lo aceptará porque el joven no tiene suficiente dinero. Los dos empleados del adinerado señor, Cornelius y Barnaby (los hilarantes actores Spencer Moses y Jeremy Morse) aprenden que su patrón piensa casarse con la bella Irene Molloy (la incomparable Ashley Brown), propietaria de una tienda en Nueva York, pero Dolly, quien tiene otros planes para Don Horacio, le presentará a cierta Ernestina Money, sabiendo que el apellido Money seguramente le interesará al codicioso negociante. La obra termina felizmente para todos los personajes gracias a las maquinaciones de Dolly en los jardines Harmonia, un restaurante adonde Dolly hace un espectacular, triunfante y melodioso regreso a Nueva York

“Qué Tal Dolly” es una musical a lo antiguo, una comedia musical como solían decir, con música de Jerry Herman y libro de Michael Stewart. Para la producción del Goodspeed, la centelleante coreografía de Kelli Barclay llena el pequeño espacio de las tablas del teatro con sublimes bailes, ejecutados por un pasmoso grupo de diestros bailarines y acróbatas, que parecen ceñir al público gloriosamente. La partitura del destacado compositor Jerry Herman es un verdadero compendio de melodías del cancionero de Broadway: la bella “Before the Parade Passes By” que la Señorita Blackhurst cantó con tanta fuerza y tanta emoción que se me llenaron los ojos de lágrimas.“Elegance” (Elegancia) aquí recibe una interpretación extraordinaria entonada por Cornelius, Barnaby y sus parejas. Uno de los puntos más sobresalientes de la producción es The Waiters’ Gallop en el cual el jefe de los meseros, el astuto Rodolfo, prepara a los camareros para la llegada de Dolly al Restaurante Harmonia Gardens. El momento que todos los aficionados de la obra esperaban, cuando Dolly llega por fin al restaurante y comienza a bajar la escalera, vestida y peinada elegantemente como una verdadera señora, es absolutamente inolvidable…ganándole a la increíble Señorita Blackhurst y los otros estupendos actores del reparto indiscutiblemente una de las ovaciones más prolongadas que este Conocedor jamás haya sentido.

La maravillosa “Hello Dolly” (“Qué Tal Dolly”) estuvo en cartelera en el Goodspeed Opera House del 28 de junio al 14 de septiembre. Ojala que esta versión reaparezca en cartelera en New York muy pronto.

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net