“The Book of Mormon” es algoinesperado Una musical fresca, atrevida y sumamente divertida

“The Book of Mormon” (El librode Mormón) es la mejor diversión deBroadway de la temporada 2010-2011; para decir la verdad, es, tal vez, la mejormusical de Broadway desde hace muchísimos anos. Ya ha ganado todos los premiosde la temporada, incluyendo la corona tripledel premio Tony, Drama Desk y Outer Critics Circle; por eso, es casiimposible conseguir un boleto…pero vale la pena planear un viaje a Nueva Yorkaún en el lejano futuro y pedir sus entradas con muchísima anticipación paraasegurar que no perderán esta musical audaz y alegre.

El libro de Mormón lotiene todo… libreto, música y letra de Trey Parker y Matt Stone, los quecrearon el exitazo de televisión South Park, juntos con su colaborador RobertLopez, un elenco talentoso, la coreografía de Casey Nicholaw, quien, con el Sr.Parker, también dirige, y unos chistes y situaciones picantes que amorosamentese burlan de la religión mormona, la sociedad en la cual vivimos y de muchomás. El trío de genios responsables por esta obra ganadora nos ha dado unaversión delirante y jubilosa que se mofa principalmente de la historia de losmormones, pero por ofensivos que sean los chistes y por mucho que la obrasatirice muchas de las creencias de los de esta fe, su espíritu es más bien juguetónque perverso, ligero más que pesado.

Lamusical, respetuosamente irreverente, sigue a dos misionarios mormones mientrasviajan de la Ciudad de Salt Lake, Utah, a un pueblo de Uganda, África dondeestos dos, el anciano Cunningham (JoshGad) y su compañero, el anciano Price(Andrew Rannells) emprenden su misión para difundir la fe, convertir a losnativos al mormonismo, y ayudarlos con los problemas que enfrentan cada día. Cunningham,de veras no sabe lo que hace, y su compañero Price quisiera cumplir su misiónen Orlando, Florida; los dos no están dispuestos a luchar con los problemas queasedian a los habitantes del pueblo: el SIDA, los guerrilleros, el hambre, larevolución, etc. Aunque no parece ser materia prima para una musical, van atener que ver El librode Mormón para apreciarla y creerla.

“The Book of Mormon”…sumúsica es melodiosa, su letra, hilarante y algo pícara, su coreografía, resplandecientey su efecto, asombroso. ¿Quién pudiera creer que la religión pudiera ser tan entrenadora.“The Book ofMormón” sigue en cartelera en el Eugene O’NeillTheatre, 230 de la calle cuarenta y nueve oeste, Nueva York.

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net