Los “Chicos de Jersey”…todo un exitazo en Nueva York “Jersey Boys” conquista Broadway y el mundo del teatro

La más reciente de las musicales de s infonola ya ha llegado a Broadway donde está causando una sensación que se averigua aún antes de entrar en el teatro; largas filas de confiados espectadores esperan pacientemente en la taquilla para comprar boletos para una futura función; tenedores de billetes hacen la cola para tomar su asiento cuarenta y cinco minutos antes de la función; personas con esperanzas de comprar una entrada al último momento miran con optimismo aquí y allá para ver si le sobra una entrada a alguien y, me imagino, revendedores de boletos, con dólares en los codiciosos ojos y armados de boletos que compraron en espera del próximo Hairspray, The Producers o Spamalot, acechan por todas partes y en el Internet para que alguien les compre un boleto a un precio exorbitante y, por coincidencia, ilegal. “Jersey Boys” tiene todas las señas de un verdadero, indubitable y legítimo exitazo. Esta musical de s infonola también asegurará la fama paraJohn Lloyd Young, el actor quien encarna a Frankie Valli, el cantante principal del conjunto The Four Seasons, cuyo astro subió aún más cuando dejó el conjunto para hacer su propio espectáculo.

La obra, con libro de Marshall Brickman y Rick Elice, música de Bob Gaudio y letra de Bob Crewe es merecedora de los elogios de los críticos y del público también, porque, a diferencia de las otras obras del mismo género, que incluyen la exitosa Mamma Mía, la tibia All Shook Up y la desastrosa Good Vibrations, “Jersey Boys” alardea un libro muy sólido, cuyos personajes principales, los integrantes del conjunto, son personas de carne y hueso, cuatro muchachos como tantos otros, adolescentes en New Jersey en los años sesenta, que ganan la simpatía y el interés de los espectadores en el curso de la obra. Lo más importante es que los chicos son muy humanos, y es esta humanidad que lo que diferencia “Jersey Boys” de las demás obras que dependen de cierto artificio teatral para emplear las canciones de tal artista o de tal conjunto.

Por las canciones, estilo rock and roll de “Jersey Boys” la obra narra radiantemente la subida a la fama de cuatro muchachos comunes y corrientes, si no fuera por su estilo vocal muy original. La obra traspasa las cuatro estaciones de la vida profesional del conjunto, sus muchas encarnaciones…y nombres… entre ellos, Los cuatro amantes, Los adolescentes reales, Los Topix, y, después de la llegada de Valli, The Four Seasons; es con este nombre que llegaron a ser uno de los grupos más populares antes de la invasión de los Beatles. La obra sigue más o menos cronológicamente la carrera de los chicos, desde sus principios como cantantes de fondo a la época cuando los miembros se separaron del grupo, y Frankie Valli se estableció como cantante sólo. Uno por uno, los cuatro integrantes Tommy, Frankie, Nick y Bob narran una estación o etapa en su carrera, añadiendo, enmiendo o corrigiendo detalles, hablando a veces entre sí, a veces, en unos apartes dirigidos a los espectadores. El libro no lo pinta todo del color de rosa e incluye algunos problemas familiares de Valli, la muerte de su hija y el momento cuando su mujer lo dejó, por ejemplo; se habla también de los problemas con la policía, con la mafia, y de las drogas, las mujeres, los fracasos.

John Lloyd Young es toda una revelación como Frankie Valli con una presencia teatral muy natural; es difícil creer que este papel marca su debut en Broadway. El Sr. Young y sus expertos camaradas Christian Hoff como el problemático y endurecido Tommy De Vito, Daniel Reichard como el talentoso compositor Bob Gaudio y J. Robert Spencer como el sincero Nick Massi. Son tan creíbles que no se puede distinguir los aplausos que los actores reciben por su interpretación de la ovación que dan los espectadores al reconocer una melodía del conjunto musical.

La partitura ostenta las canciones del amplio repertorio de los cuatro desde las canciones que tuvieron un éxito limitado hasta los exitazos a nivel internacional. Las melodías siguen siendo populares hasta el día de hoy, no sólo en los Estados Unidos sino en las capitales como París donde, en los primeros años del nuevo milenio, su canción Oh What A Night subió en popularidad al número uno en su versión en francés “Ces soirées-La.

La sencilla pero eficaz escenografía de Klara Zieglerova… unas bardas metálicas y plataformas utilitarias de diferentes niveles… y las proyecciones…unas caricaturas pintorescas e estilizadas… de Michael Clark delinean la época de oro del rock ‘n roll en los Estados Unidos. El vestuario atractivo de Jess Goldstein es un sueño hecho realidad para los amantes de la ropa de los sesenta y los setenta. La iluminación de Howell Binkley y el sonido de Steve Canyon Kennedy enfocan la atención en los chicos y en su particular sonido. La dirección apasionada de Des McAnuff es agradablemente infecciosa.

Las maravillosas canciones de los Chicos de Jersey provocan ovaciones extáticos; las que el público recibe más calurosamente son Sunday Kind of Love, An Angel Cried, Sherry, Big Girls Don’t Cry, Walk Like a Man, My Eyes Adored You, Dawn, Let’s Hang On, Bye Bye Baby, Let’s Hang On, C’mon Marianne, Can’t Take My Eyes Off You, Working My Way Back to You, Rag Doll, Can’t Take My Eyes Off You, Working My Way Back to You, Rag Doll y Who Loves You. Si la lista parece inagotable, también lo es el júbilo que llena la sala del August Wilson Theatre durante cada función.

“Jersey Boys” es mucho más que una obra musical; es todo un fenómeno que hay que ver… y escuchar… para creer. “Jersey Boys,” en cartelera en el August Wilson Theatre, 245 de la calle cincuenta y dos oeste, Nueva York. Funciones: martes, a las siete; miércoles a sábado, a las ocho; miércoles y sábado, a las dos; domingo, a las tres. Boletos: $62 a $127.00; precio especial para estudiantes con credencial, $25.00 el día de la función. Para más información: 212.239.6200 o Telecharge.com.

*photo credit: Joan Marcus

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net