“Hair” perdura triunfantemente tras las generaciones, Haciendo amor, evitando la guerra y causando júbilo

“Hair” regresa triunfante a Broadway sin perder ni una pizca de la energía, el fervor ni el asombro que cautivó a los espectadores cuando estrenó en 1967. La maravillosa obra ha perdurado tras las generaciones y sigue siendo una de las experiencias teatrales más memorables para los amantes del teatro. Presentada primero en el Parque Central el verano de 2007 como parte de los Conciertos en el Parque de Joe’s Pub y montada en el verano de 2007 no como un concierto sino en una producción completa en el Teatro Delacorte. La producción, que estrenó recientemente en el Al Hirschfeld Theatre, lleva el espíritu del Parque Central a los confines de un teatro legítimo con exuberancia, energía y pericia. Aunque trata de una tribu de jóvenes durante la guerra de Vietnam, la obra teje un encanto perdurable, debido principalmente a la experta dirección de Diane Paulus quien monta la obra de Gerome Ragni y James Rado con comprensión, fogosidad y sentimiento. Por su extraordinaria dirección, “Hair” habla y canta a todas las generaciones que diariamente está agotando localidades en el Teatro Hirschfeld.

Los sesenta en la historia de nuestro país…con su amor libre y su sexo aún más libre, las drogas, la rebeldía y la incertidumbre… vuelven a vivir en la obra, que, aunque las actitudes frente al sexo han cambiado, parece muy oportuna en la obra… sobre todo en una época en la cual tantos americanos no están de acuerdo con la política externa de los Estados Unidos ni de la guerra en la cual tantos jóvenes están sufriendo y muriendo. “Hair” presenta el dilema de un joven de la clase media en los Estados Unidos quien, por el sistema de conscripción de aquel entonces, será enviado posiblemente a Vietnam. Este joven, Claude, (Gavin Creel), aunque pertenece al tribu de amigos que incluyen sus amantes Sheila (Caissie Levy) y Berger (Will Swenson), lucha con la idea de quemar su tarjeta de conscripción. ¿Luchará en la guerra o participará en el Be-In junto al fuego donde los otros están quemando sus tarjetas? La respuesta ocurre en un emocionante desenlace frente a un cuadro vivo en la cual el joven vacila por última vez ante su futuro inseguro.

La partitura, música de Galt Macdermot, letra de los Señores Ragni y Rado, incluye unas de las melodías más populares del cancionero de Broadway. En un período en el cual las musicales de Broadway ya no llegan a tener éxito universal, las melodías presentadas en “Hair” encontraron su público tan pronto como la obra debutó Off Broadway y siguen siendo populares hoy en día. Aquí, las canciones son interpretadas briosamente por los varios miembros del elenco. Desde los primeros acordes de “Acuarius,” entonada con fuerza y propósito por Sasha Allen en el papel de Dionne, hasta la emocionante versión de “Let the Sun Shine In,” las melodías de “Hair” atraviesan las décadas y hablan al corazón de cada persona quien las escucha.

El elenco parece perfecto para sus propios papeles y las canciones que entonan. El energético Sr. Swenson, junto con los demás miembros del elenco, entona “Donna” y “Going Down” muy capazmente. La Señorita Levy entona una maravillosa “I Believe in Love” y una bella versión de la balada “Easy to be Hard;” la popularísima “Good Morning Starshine” es cantada potentemente por la misma cantante. “Black Boys” entonada por las de la tribu y“White Boys” vocalizada poderosamente por la Señorita Allen y varias chicas de la tribu, alaba chistosamente las delicias del sexo masculino. El destacado Sr. Creel luce sus muchos talentos vocales en “Manchester, England,” “I Got Life,” “Where Do I Go,” y “Ain’t Got No.” Darius Nichols como Hud, Bryce Ryness como Woof y los demás miembros del elenco joven… aunque probablemente no habían nacido cuando la obra estrenó en los sesenta… captan sus papeles impecablemente.

El escenógrafo Scott Pask ubica su obra en un espacio libre con muchas puertas y tantos niveles. El vestuario de Michael McDonald capta el ambiente y el aspecto de los sesenta. La iluminación de Kevin Adams se es una de los verdaderos encantos de la producción que se extiende hasta a los pasillos del teatro. Acme Sound Partners competentemente maneja el sonido de la producción. La coreógrafa Karole Armitage respeta los movimientos del pasado mientras incorporando lo mejor de la coreografía moderna.

“Hair,” en cartelera en el Al Hirschfeld Theatre, 302 de la calle cuarenta y cinco oeste, Nueva York. Funciones: martes, a las siete; miércoles a viernes, a las ocho; sábados, a las dos y las ocho; domingos, a las dos y las siete y media; domingo, 12 y 19 de abril, a las tres. Boletos: $37 a $122.

*photo credit: Joan Marcus

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net