“ROCK OF AGES”…En Nueva York El júbilo se debe al “rock and roll”

Chris D’Arienzo, quien escribió el libro de la obra musical “Rock of Ages,” sabía, con toda seguridad, que su musical iba a cautivar a los espectadores de cierta demografía… a los de los veinte y pico años a los de los cuarenta y pico. ¿Cómo iba a saber el Sr. D’Arienzo, sin embargo, que la obra, por estrepitosa, ruidosa y estridente que sea la música, podría atraer a un público más comprensiva… porque en una función reciente, además de los de los treinta y pico años, había personas de la tercera edad, gente mayor, unos adolescentes, y unos niños también. Lo más extraordinario es que “Rock of Ages” les encantó a todos. Las canciones, todas aquellas de los ochenta prestan a la concepción de la obra. El dramaturgo y la directora Kristin Hanggi usan las canciones para promover la acción, al estilo de las musicales de rockola. Las canciones emocionantes, cantadas con fervor por los miembros del elenco joven y vigoroso, evocan el ambiente de esa época musical y se entretejen unas a las otras para hilvanar una historia de esperanza, poder y egoísmo. Hay un narrador Lonny, (Mitchell Jarvis) quien nos guía por la historia de Drew, (Constantine Maroulis), quien quiere ser cantante profesional, y Sherrie (Amy Spanger) quien ha venido a la gran ciudad en busca de fama y fortuna como actriz de cine. Los se encuentran en un bar famoso de Hollywood mientras el alcalde corrupto, llamado sencillamente Mayor (Andre Ward) ha decidido demoler toda la zona histórica del sunset strip, incluyendo el bar en cuestión, para que un negociante alemán Hertz (Paul Schoeffler) y su hijo Franz (Wesley Taylor) puedan convertir los terrenos en condominios lucrativos. Un conocido cantante Stacee Jaxx (James Carpinello), aunque contratado para preservar el barrio, no hace más que causar problemas para todos y para los jóvenes enamorados.

Las canciones incluyen conocidas melodías del período, composiciones como “Waiting for a Girl like You,” “More than Words,””Shadows of the Night,” “Can’t Fight this Feeling” y “The Final Countdown,” entre otras, que los espectadores de todas edades aplauden fervorosamente. Los conjuntos y cantantes cuyas melodías se escuchan durante la obra son REO Speedwagon, Twisted Sister, Extreme y Quiet Riot, Europe, Foreigner, Styx, Joan Jett y Pat Benatar, entre otros. Las canciones…y hay más de treinta…son ejecutadas apasionadamente por Angel Reed, Katherine Tokarz, Andre Ward, Savannah Wise y Jeremy Woodard.

Las melodías son cantadas fuertemente por todos los principales y los bailes (coreografía de Kelly Devine), ejecutados diestramente por los bailarines del energético elenco, son sensuales y evocativos de los estilos de esa década. Escenografía de Beowolf Boritt, vestuario de Gregory Gale e iluminación de Jason Lyons recuerdan los conciertos de música rock que muchos de los presentes seguramente recuerdan… y con mucho cariño.

La divertidísima “Rock of Ages” en cartelera en el Brooks Atkinson Theatre, 256 de la calle cuarenta y siete oeste, Nueva York. Funciones: lunes, a las ocho; martes, a las siete; miércoles, a las ocho; viernes, a las ocho; sábado, a las dos y las ocho; domingo, a las dos y las siete. Boletos: $26.50 a $99.00, disponibles por Ticketmaster.com, al 212.307.4100 o en la taquilla del Brooks Atkinson.

*photo credit: Joan Marcus

| About | Facebook | Blog | Contact |

Copyright © 2019. All Rights Reserved. http://www.elconocedor.net